Saltar al contenido

Crear un blog

julio 23, 2019
Crear un blog

Si queréis crear un blog, os vamos a explicar todos los primeros pasos que debéis llevar a cabo, así como todo lo que vais a necesitar y los distintos usos a los que lo podemos destinar.

Crear un blog

Qué es un blog

Un blog es una página web, pero que cuenta con un carácter más personal, además de que recibe actualizaciones con una mayor regularidad de lo que lo hace de una página web estándar.

Par que nos hagamos una idea, el blog estaría más pensado para compartir opiniones, contar historias, expresarnos, compartir nuestros conocimientos, etc., mientras que la página web estaría destinada más negocios y empresas.

No obstante, son muchas las empresas que, además de una página web, también tienen su propio blog, a través del cual intentan crear una imagen de negocio más unido a su clientela.

Razones por las que crear un blog

Dependiendo de cada caso, existen diversas razones por las que nos puede interesar crear un blog, de las cuales vamos a destacar algunas de las principales:

  • Es una buena forma de compartir opiniones y experiencias propias.
  • Nos permite difundir nuestros conocimientos para que sean accesibles a la mayor cantidad posible de personas.
  • Es una buena forma de impulsar un negocio nuevo.
  • Permite crear una imagen más amena con nuestros clientes.
  • Nos ayuda a encontrar más clientes.
  • Es fantástico para dar a conocer nuestra marca, producto o servicio.
  • Dependiendo del tema que tratemos, puede ser la mejor forma de generar nueva audiencia.
  • Es una plataforma a través de la cual se puede conocer gente que también se mueva en el ámbito de nuestros negocios u opiniones.

Diferencias entre un blog y una página web

Diferencias entre un blog y una página web

Como hemos explicado un poco antes, las diferencias entre una página web y un blog estarían sobre todo en el tipo de contenido que queremos transmitir y en la imagen que queremos dar de cara al visitante.

A través del blog, creamos contenido de forma cronológica, de manera que con el paso del tiempo vamos ofreciendo artículos a nuestros lectores.

Sin embargo, en la página web de contenidos más estático, puesto que generalmente es el lugar donde ofrecemos información acerca de una empresa, un producto, un servicio, etc., lo que significa que no va a haber demasiados cambios de cara al futuro.

Los blogs generalmente se centran en un tema específico, ya sea más concreto como sería el caso de los micronichos, o de un tema más abierto o que alcanza un ámbito mayor, de manera que podemos crear blogs por ejemplo para explicar cómo funciona una aplicación determinada, pero también podemos crear un blog sobre medio ambiente desde una perspectiva general.

Cómo puedo tener un blog

Básicamente existen dos alternativas a la hora de crear nuestro propio blog, las cuales son las siguientes:

Contratar los servicios de un profesional

Esta sería la alternativa más interesante para los que no se quieren calentar demasiado la cabeza.

Crear un blog es fácil, pero no debemos olvidar que no sólo hay que crearlo, sino que hay que añadir contenido de forma regular y, por supuesto, también darlo a conocer.

Evidentemente aquí vamos a tener varias opciones entre las que elegir, como por ejemplo el contratar los servicios de un profesional que se encargue de realizar el blog, y ya nosotros vamos llenándolo de contenido, o directamente no contratamos todo al profesional, en cuyo caso no va a ser un blog personal, sino algo un poco más general.

Crear el blog por nosotros mismos

La alternativa anterior puede ser interesante cuando hablamos de crear una página web, pero en este caso nos estamos refiriendo a un blog, que como os decíamos, es algo mucho más personal.

Por esa razón, nuestra recomendación es que los blogs los creéis vosotros mismos.

A través de Internet hay mucha información gracias a la cual vamos a poder crear un blog desde cero sin tener conocimientos sobre el tema.

Por otra parte, debemos tener en cuenta que crear el contenido es algo que debemos hacer de forma regular, es decir, un blog no es una página web propiamente dicha, de manera que tenemos que asegurarnos de añadir contenido todos los meses.

Tutorial para crear un blog paso a paso

Si finalmente habéis tomado la determinación de crear vuestro propio blog, os vamos a explicar todo lo que vais a necesitar desde un principio, así como os iremos indicando el modo en que tenéis que proceder para llevar a cabo todo el proceso.

Recordad que todo esto lo deberéis ir ampliando con el tiempo, pero eso ya es cosa de que os pongáis y poco a poco vayáis aprendiendo, y veréis como en poco tiempo, es mucho más fácil de lo que parece.

Qué necesito para crear un blog

Qué necesito para crear un blog

Lo primero que vamos a barajar es que es lo que necesitamos para crear un blog.

Elegir la plataforma para crear mi blog

Evidentemente, lo primero que vamos a necesitar es una plataforma a través de la cual trabajar.

Existen múltiples plataformas entre las que elegir, entre las que destacan WordPress y Blogger.

En concreto, WordPress es la más utilizada en la actualidad, lo cual significa que no sólo va a poner a nuestra disposición más funcionalidades, sino que además es la que nos ofrece una mayor polivalencia, más soluciones a los distintos problemas que se puedan generar, etc.

Por esa razón, en nuestro caso lo que vamos a hacer es trabajar a través de WordPress.

Conseguir un dominio y un alojamiento

Tanto WordPress como Blogger, ambos cuentan con su propio alojamiento, así como con la posibilidad de obtener un dominio de forma gratuita.

Sin embargo, estos recursos nos lo os recomendamos.

Puede ser interesante por ejemplo para empezar a practicar e ir aprendiendo, pero no con la idea de crear un proyecto serio y/o profesional.

La razón se debe a que el dominio siempre va a tener una extensión adicional que deja patente que es un dominio gratuito, lo cual genera muy mala imagen de nuestro proyecto, y en cuanto al alojamiento, evidentemente no vamos a obtener el mismo rendimiento, a la vez que también os vamos a ver limitados por ejemplo en el sentido de no poder añadir publicidad, dificultad para monetizar mediante los distintos sistemas existentes y un largo etc.

Por otra parte, tampoco vamos a poder acceder a tantos plugins que añade nuevas funcionalidades, y en definitiva, estaremos más limitados.

Recordad que un dominio se puede conseguir incluso por menos de un euro al mes, mientras que en el apartado del alojamiento, tenemos varias opciones entre las que elegir:

  • Hosting: es la opción más económica y, por tanto, la que generalmente eligen los que están empezando. Sin embargo, no nos va a permitir demasiado tráfico, y siempre vamos a estar bastante limitados, pero puede estar bien para dar nuestros primeros pasos sin gastar demasiado.
  • VPS: en el momento en el que podamos, el VPS puede ser la mejor solución, ya que es lo más parecido un servidor, y aunque no vamos a tener el equipo en exclusiva para nosotros, los resultados son bastante buenos.
  • Servidor: evidentemente, lo mejor que podemos hacer es conseguir un servidor, eligiendo uno que nos ofrezca un buen ancho de banda y la máxima potencia posible, pero el problema está en que todo esto hay que pagarlo.

Paciencia, constancia y esfuerzo

Además, también es muy importante que seamos conscientes de que un blog no se construye de la noche a la mañana.

En la actualidad habéis oído hablar y conoceréis a mucha gente que tienen blogs, y muchos de ellos presumen de tener grandes maravillas entre sus manos, y que lo han conseguido en muy poco tiempo.

Lo cierto es que la mayor parte de estos casos tienen más parte de ficción que de realidad, y es que un blog no se construyen tan sólo unas semanas, y ni mucho menos se le ganar dinero en tan poco tiempo.

Esto significa que vamos a necesitar meses de paciencia, constancia y esfuerzo.

Es muy importante que no os rindáis, ya que en más de una ocasión vais a tener la tentación de tirar la toalla, pero es muy importante que sigáis mirando al frente, y tengáis claro que, tarde o temprano, empezaréis a recoger vuestros frutos.

Cómo puedo crear un blog

Cómo puedo crear un blog

Para intentar ayudaros a que llevéis a buen término vuestro proyecto, os vamos a dar una serie de recomendaciones con las que vais a poder disfrutar de una base adecuada.

Comprar un dominio y un servidor

Lo primero que vamos a necesitar es un dominio y un servidor, los cuales, como os hemos comentado antes, pueden ser desde gratis hasta tener un precio considerable pero, a su vez, también muy buenas prestaciones.

No vamos a entrar más en este tipo de materia para evitar que el tutorial sea demasiado extenso, pero lo ideal para empezar puede ser un dominio y un hosting económico.

Subir el dominio al servidor

Generalmente, si en primer lugar adquirimos un hosting, el proceso para subir el dominio al servidor es verdaderamente sencillo, por lo que no os debéis preocupar demasiado en este caso.

Sin embargo, si vais a empezar con un VPS o con un servidor, entonces vais a tener que hacer lo siguiente:

  • Cambiar las DNS.
  • Crear un nuevo paquete en el cPanel.
  • Crear una nueva cuenta en el cPanel.
  • Generar una base de datos.
  • Crear un usuario.
  • Vincular la base de datos y el usuario.

Todas estas acciones son mucho más fáciles de lo que pueda parecer, pero dependiendo de nuestro proveedor, al final los pasos poder variar, de manera que no podemos crear un tutorial directamente de esto ya que es posible que nos acabásemos liando más de la cuenta.

No obstante, en el caso del hosting, todo esto no lo vais a tener que hacer, y si habéis optado por el servidor o el VPS, entonces a través de Internet y con el proveedor específico, vais a poder encontrar los pasos a seguir, y si tenéis alguna duda, siempre podéis contactar con el propio proveedor.

Subir WordPress al servidor

Ahora que hemos hecho todo lo anterior, entonces es el momento de su vida servidor la plataforma a través de la cual vamos a trabajar.

Como os hemos dicho antes, hemos elegido trabajar con WordPress, con lo cual vamos a seguir los pasos que detallamos a continuación:

  • Vamos a la página de WordPress.org y descargamos los archivos de WordPress (tienes que dejarlos en la carpeta comprimida).
  • Entramos en nuestro servidor, concretamente en el cPanel de la cuenta en la que queremos vincular el blog.
  • Accedemos al “Administrador de archivos”.
  • Entramos en la carpeta “public_html”.
  • Observamos la barra superior y hacemos clic en “Cargar”.
  • En la ventana que nos aparece, seleccionamos el archivo comprimido que hemos descargado de la página de WordPress.
  • Ahora tenemos que esperar rato, dependiendo de la capacidad de nuestro servidor, pero en cualquier caso tenemos que esperar a que la barra se ponga de color verde.
  • Una vez que esto ocurra, hacemos clic con el botón derecho en el archivo que acabamos de subir y descomprimimos.
  • Ahora podemos borrar el archivo comprimido del Administrador de archivos del cPanel.
  • El siguiente paso será sacar todos los archivos de la carpeta “WordPress” y meterlos en la carpeta “public_html”.
  • Para ello seleccionamos todos los archivos de la primera carpeta, hacemos clic en “Mover”, opción que podemos encontrar en la barra superior, te indicamos que lo mueva todo a la carpeta “public_html”.
  • Ahora ya podemos borrar la carpeta WordPress que estará vacía.
  • Instalamos WordPress, para lo cual lo único que tenemos que hacer es abrir cualquier navegador de Internet y escribir el dominio de nuestro blog, es decir, el lugar donde hemos subido todos los archivos, con lo que comenzará el programa de instalación.
  • Si por cualquier razón el programa de instalación no comienza, lo más habitual es que se deba a que las DNS todavía no se han actualizado, por lo que os recomendamos que esperéis un plazo de 24 horas para volver a reanudar el tutorial desde aquí.
  • Una vez que haya finalizado la instalación, ya podréis acceder a vuestro WordPress con el nombre de usuario y la contraseña que hayáis elegido durante el proceso.

Configurar WordPress

Configurar WordPress

Ahora ya podéis acceder a vuestra plataforma de WordPress.

Lo que toca ahora es proceder a realizar la configuración y los ajustes, entre los cuales os recomendamos que prestéis atención a los siguientes:

  • Ajustes generales: en este apartado tenemos que poner un título para el sitio, podemos añadir una descripción corta, nos aseguramos de que la dirección URL tiene HTTPS y no sólo HTTP, vinculamos una dirección de correo electrónico, elegimos la zona horaria y los formatos de fecha y hora.
  • Apartado de ajustes de lectura: aquí podemos elegir si queremos que nuestra portada muestra las últimas entradas o una página estática, también podemos elegir el máximo de entradas por página, realizar configuraciones en relación con el feed, activar la visibilidad de los motores de búsqueda, etc.
  • Configurar los comentarios: en el apartado de comentarios vale la pena que echéis un vistazo a todas las opciones que aparecen, de manera que los podáis organizar de forma adecuada o, incluso, no se publiquen automáticamente, sino que dependa de que los aceptéis previamente.
  • Ajuste de los enlaces permanentes: aquí podemos realizar diversos ajustes, pero recomendamos una URL limpia con el nombre de la entrada.

Elegir una buena plantilla

La plantilla es uno de los elementos más importantes de nuestro blog.

Además de ofrecer una imagen y ayudarnos a organizar el contenido, también es responsable de algunas funcionalidades e incluso de la velocidad de navegación.

Por esa razón, nuestra recomendación es que, aunque empecéis con una plantilla gratuita, en cuanto podáis, optéis por una plantilla de pago, ya que por precios incluso inferiores a 50 € vais a poder encontrar un montón de alternativas.

También existe la posibilidad de solicitar el diseño específico de una plantilla para nuestra página, en cuyo caso los costes son bastante más elevados, pero evidentemente los resultados siempre serán mejores.

En cualquier caso, como estáis empezando, con una plantilla gratuita vais a tener más que suficiente.

Instalar los plugins que podamos necesitar

Los plugins son pequeños programas que podemos instalar de forma gratuita o de pago en nuestra plataforma de WordPress.

Los mismos para añadir funcionalidades a la página, las cuales van desde facilitar la posibilidad de compartir el contenido hasta incluso protegerla de ataques y de virus.

En cualquier caso, este apartado ya va a depender de vosotros, de manera que, conforme vayáis notando que necesitáis cosas extra, podréis ir investigando y encontraréis algunos plugins muy interesantes.

Crea las páginas de contacto, privacidad y cookies

Crea las páginas de contacto, privacidad y cookies

Hasta hace pocos años, crear un blog no tenía una excesiva responsabilidad desde la perspectiva legal.

Evidentemente, con o cometer ningún delito con el contenido, teníamos suficiente.

Sin embargo, en la actualidad, las leyes exigen que todas las páginas, blogs, tiendas online, etc. estén bien identificadas, lo que implica que vamos a tener que añadir páginas específicas para que se pueda conocer desde el propietario del blog hasta la política de pagos en el caso de que realicemos algún tipo de comercio a través de ella.

A continuación os mostramos las páginas que van a ser obligatorias en cualquier tipo de blog:

  • Página de contacto.
  • Política de privacidad.
  • Página con la política de cookies.
  • Aviso legal y condiciones de uso.

Y estas otras páginas, serán también obligatorias si vamos a realizar algún tipo de compraventa dentro de la página:

  • Política de pagos, envíos y devoluciones.
  • Condiciones generales de contratación.

Como os decíamos, todas estas páginas son obligatorias.

Si bien es cierto que hay muchos blogs y páginas que no las incluyen o que sólo las añaden de forma parcial, también lo es que, en un momento dado, nos podemos encontrar con una sanción en el caso de que no lo indiquemos todo adecuadamente.

Si no realizamos ningún tipo de compraventa, sino que tan sólo añadimos artículos, entonces sólo hacen falta las cuatro primeras páginas, y siempre es muy importante que figure la página de contacto, a través de la cual pueda contactar con nosotros en el caso de que haya cualquier tipo de problema.

Por ejemplo, si hay algo que viola alguna ley en nuestra página, al existir un contacto con nosotros, rápidamente nos lo comunicarán antes de proceder a demandarnos, con lo cual nos podemos ahorrar muchos calentamientos de cabeza.

Sin embargo, si no hay ninguna página de contacto, no saben quién es el propietario y directamente se procede a la denuncia con los consiguientes gastos que todo esto nos puede llegar a ocasionar.

Añadir contenido al blog

Añadir contenido al blog

Ahora ya tenemos todo WordPress instalado, la plantilla, los plugins y, cuando accedemos al dominio, vemos que lo único que nos falta por añadir es el contenido.

Este es otro punto también muy delicado, ya que efectivamente, el contenido es la guinda de nuestro pastel.

Hasta ahora, lo único que hemos hecho es preparar el entorno para poder añadir lo esencial para poder atraer a lectores que es el contenido.

En este sentido, los artículos generalmente los vamos a escribir nosotros, pero hay algunos consejos y pautas que deberéis tener en consideración para conseguir un buen resultado, y es que no debemos olvidar que tenemos que conseguir que nuestro blog ofrezca calidad para que se sitúe adecuadamente, de manera que, cuando alguien haga una búsqueda en Internet, existan más posibilidades de que acaben entre nuestras páginas:

  • Escribe de forma natural, de tú a tú, sin demasiadas complicaciones salvo que se trate de una página muy técnica.
  • Intenta crear artículos bien organizados y con contenido que realmente sea interesante, que atrape al lector.
  • Utiliza siempre subtítulos internos.
  • Evita las faltas de ortografía y las expresiones erróneas, ya que pueden llegar a ser muy molestas a la hora de leer el texto.
  • Si no es un blog de opinión, intenta ser lo más objetivo posible.
  • La polémica puede estar bien, pero hay que saber dosificarla y evitar que la situación se descontrole.
  • Respeta siempre la propiedad intelectual.
  • Escribe artículos que sean propios, nada de copiar a otras personas o que cambiemos un poco el texto.
  • Inspirado en los artículos de otros usuarios, pero utiliza diversas fuentes para ampliar al máximo tu contenido, y conseguir la máxima originalidad.
  • Nunca copies y pegues contenido, esto está muy mal visto por los navegadores, por lo que puede penalizar tu página.
  • Enfoca el texto a tus lectores, es decir, podemos crear una página médica dirigida a profesionales de la medicina, en cuyo caso seremos más técnicos, una página de salud prevista para el público en general, de manera que intentaremos utilizar un vocabulario más accesible y entendible, pero sin por ello dejar de lado el rigor de la corrección.
  • Añadir imágenes y vídeos al contenido puede ser muy positivo, pero no abuses demasiado para que no resulte incómodo y ocupen más espacio del necesario en tu servidor.

Con esto ya os habréis hecho una idea de los primeros pasos que tenéis que llevar a cabo a la hora de crear un blog.

Por nuestra parte, lo único que nos queda es animaros a que empecéis a añadir contenido y, sobre todo, que disfrutéis de vuestro proyecto.